Corredero Marino

Corredero Marino

Los toldos correderos marinos destacan por su versatilidad en instalaciones de toldos para pérgolas, patios, jardín y porches de terrazas particulares o en el cerramiento con toldos para terrazas de bares y restaurantes, permitiendo crear espacios cerrados para los clientes en combinación con toldos laterales cortavientos o toldos verticales enrollables. Estos espacios pueden ser diseñados con toldos impermeables preparados para la lluvia.

La instalación del toldo corredero Marino parte de 3 tipos:

-Sin portería o entre paredes: Sus guías van alojadas entre 2 paredes enfrentadas paralelamente.

-Con una porteria: El toldo parte de una pared y para la sujeción de sus guías en la parte opuesta se instala una portería de aluminio.

-Con dos porterías: Ante la inexistencia de paredes donde sujetar el peso del toldo corredero, se instalan 2 porterías donde alojar las guías y sujetar el peso del toldo.

Su uso puede ser manual mediante una cuerda o automático con un motor.

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto